Historia

En 1955, Joan Iglesias inicia su actividad en el textil,  dedicándose a la fabricación de tejidos con la especialidad de entretelas (“Sidos”, “crinyolines” y “torcrins”).

Los componentes de estos tejidos estaban fabricados con fibras de origen natural: Pelo de cabra, crin de caballo y pelo de cerdo. Todo hilado y tejido con algodón.

En 1968, el señor Joan Iglesias empieza una nueva actividad, cuyo objetivo será aprovechar la lana de los subproductos de la piel que provienen de las empresas de curtidos del Vallès Oriental y de Osona. 

  • Actividad: Recuperación de lana y subproductos de los curtidos.

  • Materias Primas: Cabezas, colas y retales de piel de oveja.

  • Destino de la producción: Mercado de proximidad (Sabadell y Terrassa).

  • Producto final: Floca de lana.

En 1979, se constituye Recuperación de Materiales Textiles S.A. absorbiendo la línea de aprovechamiento de lana iniciada por Joan Iglesias.

En 1981, Recuperación de Materiales Textiles S.A. crea la sociedad Catexlan S.A., empresa donde se traslada toda la actividad de consumo de agua. 

Actividades de Catexlan S.A.:
     
  • Recuperación de lana procedente de la piel. 
  • Lavado de lana.     
  • Carbonizado de lana.
  • Blanqueo de lana.

En 1992, debido a la crisis del sector textil y a la imposibilidad de adaptarnos a las nuevas exigencias medioambientales, se cierra la actividad de la empresa Catexlan S.A.

Recuperación de Materiales Textiles S.A. continúa su actividad en las instalaciones de Santa Eulalia de Ronçana, donde se crea un nuevo proceso de blanqueo en seco y de estandarización. Se externaliza el lavado de la lana en plantas que cumplen con la nueva normativa ambiental.

En 2004, Recuperación de Materiales Textiles S.A. se traslada a las nuevas instalaciones del Polígono Industrial de Can Magre, desde donde a día de hoy seguimos perfeccionando nuestros sistemas de trabajo.